Unbenannt.png

T.E.S.E.Y

Transformation of Emotional Stress and Energy by Hadijah Young

TESEY es un método transformador y liberador de emociones y energías negativas. Es un método nuevo que fue creado en la ultima década a base de la experiencia con cientos de pacientes en mi consultorio en Alemania y en Ecuador.

Se basa en un conjunto de métodos como son:

  • NLP – Neuro Linguistic Programming del Dr. Bandler.

  • La Kinesiología Aplicada con su transformación de estados emocionales a través de varios métodos, entre

    estos, la guía psicológica, del Tapping y de puntos de reflejos Neuro-vasculares.

  • El uso de eliminación de patrones emocionales desde la Neuro-ciencia a base de aprender sobre la mente

    y su funcionamiento imaginario (tanto positivo como negativo).

  • El uso de métodos de la psicología clínica.

  • La transformación de energías emocionales desde el punto de vista de la ciencia, energía alta.

  • El reconocimiento de estados energéticos y espirituales. Y de la conciencia de energías más allá de la

    mente y la emoción.

  • El entendimiento de la epigenética

  • El conocimiento de leyes espirituales y divinas

    Bienestar y salud, alma y energía
    ¿Qué es bienestar?
    ¿cómo me siento si estoy lleno de energía, si estoy sana?
    ¿cómo llego al estado de bienestar?
    ¿qué es mi alma y mi energía original?

Bienestar y Salud desde un punto físico y biológico

Es importante empezar esta parte hablando sobre el sistema límbico. El sistema límbico es un programa que maneja todo nuestro subconsciente. Al mando de este programa esta la amígdala, una glándula (doble) en el centro de nuestro cerebro. El subconsciente abarca el 97%.

El sistema límbico esta divido en cuatro reflejos de supervivencia. Un reflejo es un programa al cual normalmente no podemos intervenir. Supervivencia quiere decir que lo único que interesa al sistema límbico es asegurar nuestra sobrevivencia en este mundo.

La amígdala al mando del sistema límbico y la supervivencia tienen acceso a toda nuestra memoria desde la concepción, del embarazo, del parto y de toda mi vida. La amígdala no solamente tiene acceso a la memoria sino también se conecta con el cerebro reptil. El cerebro reptil tiene acceso a memorias de todos los seres humanos que habitaron la tierra. Esto da a la amígdala una inteligencia supernatural para nosotros. Esto hace que la amígdala pueda analizar, comparar y así reaccionar más rápido a amenazas hacia nuestra supervivencia.

Por ejemplo, si hay un temblor, generalmente, reaccionaremos antes de pensar.

Mientras nuestra conciencia, que es el 3% de toda la conciencia que tenemos, solamente tiene extractos de memoria. Normalmente comienza a partir de los 5 o 6 años, desde que nos acordamos de situaciones de nuestra vida y comenzamos a estar más y más conscientes de nuestro ser y nuestras vidas.

La amígdala, el sistema límbico maneja cuatro reflejos de supervivencia.

Estos reflejos son:

      1.   el reflejo de supervivencia de lucha o huida (o congelarse)

      2.   el reflejo de supervivencia de nutrición o de los órganos intestinales

      3.   el reflejo de supervivencia de reproducción o de los órganos sexuales

      4.   el reflejo de supervivencia del sistema inmunológico

Si se prende el primer reflejo lucha o huida, los otros tres reflejos de supervivencia se detienen o no trabajan en su completa función.

El primer reflejo lucha o huida se prende sobre todo por estrés emocional, proviniendo de situaciones actuales o acumulaciones de traumas del pasado.

En un 87% los estreses son emocionales, conflictos, accidentes, perdidas, traumas o recuerdos de estas situaciones del pasado. Aprietos de cuestiones laborales o económicas, conflictos familiares, sociales o por el apuro, la educación enfocada en la competencia recibida desde la infancia... etc.

Otros estímulos que ponen el cuerpo en alerta pueden ser de origen biológico como por ejemplo mucha comida prefabricada o malnutrición, envenenamientos, trabajo sedentario, ondas de las redes comunicacionales, etc.

El lóbulo frontal

Nuestro lóbulo frontal lo llamo nuestra ‘cede del ser humano’. Aquí esta nuestra conciencia de quien somos. Al estar prendido el lóbulo frontal, estamos y nuestros pensamientos están totalmente en paz, vivimos en alegría, creatividad, motivación. Todos los temas que nos rodean y necesitan ser atendidas las vemos con tranquilidad, confiamos en las soluciones, en nosotros, en la vida y en lo Divino. Sentimos alegría, bienestar y gozo y pensamos y decidimos desde esa conciencia sobre nuestra vida y nuestras acciones.

Sabemos, sin embargo, que no basta que seamos felices nosotros solos, todas nuestras acciones se basan en apoyar a nuestra familia, comunidad y semejantes. Nos sentimos plenos si vivimos en libertad, fortaleza, talento y misión.

Se dice, una persona feliz necesita compartir y apoyar a sus semejantes, a su comunidad... Se dice, un niño feliz nunca hace mal.

Pero:

Si una situación es considerada peligrosa, la actividad del lóbulo anterior o frontal del cerebro disminuye, y nuestra respuesta se da sólo en términos de supervivencia. Entonces, se infiltran los pensamientos de la amígdala, que es un programa de supervivencia. Nuestros pensamientos, decisiones y acciones ahora se vuelven muy egoístas, se tratan de mi y mi bienestar no más. El resto del mundo no lo veo, no me concierne, los pensamientos comienzan con yo, yo, yo... (escojo y aprovecho por mi bienestar físico, económico, mental, etc.)

Entonces, al estar estresados y en modo de alerta (reflejo de lucha o huida prendido):

El sistema inmunológico no trabaja bien para curarnos y mantenernos sanos.

El lóbulo frontal se mueve bajo el programa de supervivencia, con pensamientos y decisiones que vienen de miedo, ira, tristeza, culpa etc.

Impacto de emociones negativas

Los impactos más grandes a nivel emocional se dan en nuestra pre-infancia, del nacimiento hasta los 6 años.

Se podría decir que, todo lo que pasa después en mi vida, después de los 6 años, de alguna manera vuelven a las emociones negativas más fuertes de este tiempo de mi infancia. Agrandando cada vez más una herida en mi ser. Cada persona tiene, algunos más fuerte que otros, traumas en su vida sean por accidentes, perdidas de personas cercanas, momentos difíciles o conflictos familiares, enfermedades propias o de personas cercanas, abusos de poder o violencia o sexuales, dificultades en la vida social, de trabajo, de pareja o con nuestros hijos. Las listas pueden ser grandes.

 

Muchas veces las personas, los pacientes que vienen a buscar ayuda, creen que es su situación actual que les tiene mal, estresados o ya enfermos psicológica o físicamente. Pero normalmente son la acumulación de traumas del pasado que hacen que mi capacidad de manejar estrés llega a su tope, llega a la última gota. Y recién ahora comienza a fallar el cuerpo y la mente.

Orden de trabajo

En este sentido hay que pasar primero a liberar y transformar los eventos que marcaron mi malestar de los años anteriores, la infancia, la adolescencia, la vida de joven adulto, etc.

Luego se llega a la transformación de temas en mi situación actual.

Al fin de la terapia recién se enfoca en la visión hacia el futuro. ¿Quién quiero ser en el futuro, como pareja, profesional, padre, hijo?, etc...

Bienestar, salud, alma y energía desde un punto espiritual  y divino

El bienestar de mi alma o energía original es libre de lo material.
Bienestar de mi alma, significa fortaleza, amor, alegría y gozo, confianza en mí, en la vida, en lo divino, soluciones, 
guía interna, protección, sabiduría, estar a mando de mi ser y mi vida, ¡¡y ser responsable, que significa libertad!! 

Si estoy conectada internamente me doy cuenta de que existen el bienestar de mi alma y el bienestar material (trabajo, casa, pareja, salud, coche, etc.) como dos cosas y estados diferentes.

Al llegar a este mundo físico hay que aprender manejarse en este espacio, hay que olvidar el mundo divino, pero muchos de nosotros olvidamos nuestra fuente divina por siempre y solamente damos valor a lo material, vivimos bajo las leyes de las fuerzas de este mundo ignorando que hemos venido del más allá.

En los bebes recién nacidos se puede observar que aun viven en esta otra realidad espiritual, por llamarlo de algún modo. A veces, el bebe recién nacido se ríe, a veces llora sin relación a lo que pasa en lo muy mundano. Poco a poco el recién nacido llega a aterrizar bien aquí en nuestra tierra y comienza a comunicarse y aprende a ser parte de este mundo. En el modo que el bebé comienza a aprender de ser parte de este mundo, olvida su origen divino.

Que olvidemos este mundo inmaterial no significa que no exista.

Bienestar y salud dependen de acordarnos de esta fuente divina, de esta conexión. Y no es para nada muy místico, es fácil y la puerta hacia este estado de alta energía y conexión es la alegría, el pleno gozo y la completa paz.

  

Creo que la enfermedad de este mundo se basa en tres factores

  1. Por un lado, esta el factor biológico de estrés. Como describo arriba, el estrés constante nos quita la compasión, el amor y la paz que es la base de un bienestar, con un lóbulo frontal prendido y un sistema inmunológico que me mantiene sano.

    El estrés me lleva a la supervivencia y pensamientos muy egoísta desde un programa.

    El estrés me lleva a una reacción física, biológica (el reflejo de lucha o huida que pone el cuerpo en constante estado de emergencia, agotándonos físicamente).
     

  2. Por otro lado, es el olvidar quienes somos de verdad. Somos grandes seres con un espíritu que abarca hasta 20 km de diámetro (dicen los científicos). Almas dentro de un cuerpo.

    Debemos recordar que el alma o nuestra energía original siempre esta conectado con la paz, el amor, la libertad...

    Todo el comportamiento negativo, dañino, falso, egoísta, peligroso y corrupto tiene su origen en este olvido de nuestra fuente divina.
     

  3. Y otro factor es la negación a entender que somos creadores de nuestras vidas. Hay que volver a entender lo que durante miles de años todas la religiones y caminos espirituales nos trataron de enseñar, y es lo que la epi-genética hoy en día nos explica desde la neuro-ciencia, la biología y la física:

    • Lo que sembramos es lo que cosechamos.

    • Lo que enviamos como energía fuera de nosotros, vuelve como eco o como boomerang.

    • El Universo siempre dice SÍ. Por ejemplo, si pienso desde la carencia y la queja, el universo dice si y crea mi día en esta dirección...
      Si por ejemplo pienso desde el bienestar y la bondad, el universo dice SÍ, y me crea el día desde ese bienestar y confianza.

      En este mundo aprendemos y usamos nuestra inteligencia. Con esto hemos llegado a crear una tecnología y ciencia que fascina y que tiene un valor enorme. Debemos sentir gratitud por tanto trabajo de millones de millones de personas investigando, creando, pensando, probando y realizando.

    • Es increíble el avance de la medicina en todos sus campos, en las investigaciones de enfermedades... así como también asombra la posibilidad de moverse en la tierra en autos, barcos, aviones, trenes, y en astronaves hacia el espacio. Hemos llegado lejos con nuestra inteligencia y sin duda no podríamos vivir y sobrevivir sin la inteligencia, sin nuestra mente.

      La mente nos es útil, pero muchas veces olvidamos que es una herramienta nada más, vivimos bajo nuestra mente, la usamos en momentos, pero muchas veces nuestra mente dictamina los comportamientos, nuestras emociones, nuestro bienestar, nuestra libertad.

      Hoy la Epigenética habla mucho de esto y nos invita a crear, no solamente a realizar nuestros sueños materiales, si no también nuestro futuro en todos sus aspectos: emocionales, espirituales y de equilibro, desde la confianza.

      Mucho de este mundo hoy en día da pena, tristeza, miedo, incomodidad. Las religiones, en cierto modo, aun nos son un punto de referencia, nos reconfortan, calman y asesoran. Pero también se pueden basar en la enseñanza a partir del miedo al pecado. Y esto resulta ser un freno, que nos bloquea.

      Ya no confiamos mucho en nuestros lideres, ni en los de nuestra familia, ni en los de nuestra educación, menos en nuestros políticos. Consideramos peligroso a este mundo a tal punto que hay muchas personas adultas que ya obstan por no tener hijos.

      Como que los desastres naturales ya no son suficientemente sufrimiento para la humanidad, como para hacernos encima guerras por bienes de un país al otro, corrupciones y robos de mínimo impacto a la máximo estafa.

 

Hay que salir del estrés por nosotros y para crear un mundo de paz y apoyo

Mas que creer, saber que el bienestar es posible.

Entender que una persona feliz quiere y necesita apoyar a la familia, a la comunidad, a su país y al mundo. Escoge p.ej. su trabajo por la misión y por su talento para ofrecer el bien de todos.

Tener la seguridad de que un niño feliz no podría hacer mal.

Confiar en que un alma conectada con su origen divina da paz a la mente, da soluciones creativas y decisiones que se basan en la alegría y ofrece salud al cuerpo.

Campos de energía

Somos una comunidad de seres humanos, viviendo en este tiempo en la tierra y creamos campos de energía en conjunto. Estos campos pueden ser positivos y vibrantes, de un profundo apoyo o pueden ser de emociones y energías negativas que quitan energía.

Por ejemplo, podemos como comunidad crear campos de miedo a la Covid19, y así con cada persona que se une a este miedo, más fuerte se vuelve este campo.

Y se puede crear campos de paz, que hasta pueden parar el bombardeo de países en guerra. Existen estudios con 100 estudiantes de la Universidad de Princeton, USA, para crear paz en una guerra. Un proyecto realizado en 1994, se llama ‘The International Peace Project’.

Hay físicos que pueden calcular cuanta energía se necesita para influenciar a miles de personas creando un campo de energía con un grupo de personas y una intención.

Nos queda mucho trabajo por hacer si queremos ver y vivir cambios en este mundo, trabajo de mutuo apoyo, trabajo pensando en toda humanidad.

Comencemos por nosotros mismos... entender y aplicar.

 

Los pasos de TESEY

Paso 1                 Transformar emociones y energías negativas de mi pasado, de mi infancia sobre todo los conflictos y traumas mas fuertes de mi vida anterior.

Aprender a acordarnos de nuestro más profundo ser, y reconectarnos con quienes somos de verdad, Entender que el alma no tiene miedo ni puede enfermarse. Las emociones negativas son como nubes que opacan mi vida y mi bienestar.

Paso 2                    Arreglar y diseñar desde esta libertad la vida con todos los temas que me conciernen: pareja, hijos, familia, vida profesional, vida emocional, mi futuro, mi salud.

Paso 3                    Aprender como usar mi mente y como esta me engaña si no aprendo a manejarla.

TESEY, es una transformación del estrés emocional y energético.

Se basa sobre todo en una experiencia, en un sentir en vez de pensar, y en hablar para entender, pero muy poco. ¡Se basa en el entender que somos expertos en crear los peores escenarios, y que hay que transformar esta misma técnica de crear lo peor para crear lo mejor!

La llamo una caminata de paz, una caminata hacia la libertad.


TESEY se aprende en tres módulos. Se aprende a guiar a nuestros pacientes hacia este estado de paz y bienestar.